Spanish English French German

ARRUGAS, SURCOS, LABIOS, PÉRDIDA DE VOLUMEN Y FLACIDEZ.

A medida que va transcurriendo el tiempo y vamos envejeciendo, la fuerza de la gravedad, la pérdida de tejidos blandos y la acción de los musculos de expresión hacen que se vayan marcando arrugas y depresiones que son la huella que dejan los plegamientos continuos que la piel debe soportar.

En conjunto, esto se manifiesta como pérdida de volumen y flacidez de cara y cuello, con descolgamiento y flacidez de la piel a ambos lados del mentón y en el cuello, aumento del surco nasolabial, ojera más marcada, aumento de las arrugas del entrecejo y periorbitarias (patas de gallo), de las arrugas del labio superior y el labio inferior (código de barras y lineas de marioneta), y adelgazamiento y pérdida de volumen de los labios (principalmente el superior).

Los materiales de relleno son sustancias compatibles con el organismo que se inyectan o implantan para aportar relleno y volumen en aquellos sitios donde se considera conveniente para mejorar el aspecto facial. Según su permanencia en el organismo se pueden dividir en materiales reabsorbibles y materiales permanentes. En la actualidad el uso de materiales de relleno permanentes se desaconseja por los frecuentes problemas detectados por su uso con importantes secuelas estéticas y de salud para el paciente. Dentro de los materiales de relleno reabsorbibles los más utilizados son el ácido hialurónico (múltiples nombres comerciales y calidades como Juvederm, Belotero, Restylane entre los aprobados por la FDA) y la hidroxiapatita cálcica (Radiesse).  

Ácido hialurónico

Radiesse